CASA LO ALTO

Viñedo en estado puro

 

El enólogo valenciano Víctor Marqués abandera uno de los proyectos más destacados de vinos de calidad, basados en una viticultura sobresaliente, dentro de la comarca de Requena-Utiel. Concretamente en la carretera que enlaza Las Monjas con Casas de Pradas existe un caserío que se conoce como Casa lo Alto. Es una finca vitivinícola con bodega fundada en 1794. Actualmente no existe ya una antigua ermita privada a la que acudían todos los vecinos de alrededor para celebrar misa y donde el 25 de mayo se organizaba romería en honor de San Gregorio, titular de la ermita.

Tiene 60 hectáreas de viñas: Bobal, Garnacha, Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Syrah y Chardonnay, que rodean la colina (lo alto) que le da el nombre, donde están las casas y la bodega. Existen 30 Ha de Almendros y 60 Ha de masa forestal, lo que hace del lugar un paraje único.

La orografía remonta desde la rambla de Albosa, antiguo cauce por el que discurre ocasionalmente el agua de lluvia entre las suaves colinas de Venta del Moro. Por lo general, se trata de suelos pardos que cogen su color de la parte orgánica con alto contenido en minerales de la arcilla (Illita y Caolinita), y de la fracción inorgánica que procede de la roca madre de tipo calizo. La roca madre es sedimentaria formada por carbonatos, especialmente carbonato cálcico. La Illita y la Caolinita son dos minerales del grupo de las arcillas con forma de láminas que resultan de la alteración de otros minerales como las micas y los feldespatos, vistas al microscopio, las illitas pueden encontrarse formando estructuras en panal de abeja, mientras las caolinitas forman agregados.

 

El clima es continental con ligera influencia del mar mediterráneo. Grandes variaciones de temperaturas diurnas y nocturnas lo cual favorece la acumulación y afinado de los taninos que formaran parte de la estructura y longevidad de sus vinos.

El manejo de cultivo es respetuoso con el medio ambiente. Evitando el uso de productos químicos de síntesis con la finalidad de no interferir en la meso y macrobiota del suelo para tener un suelo vivo que exprese las características del terruño.

El abonado es de tipo orgánico de origen animal y preparados biodinámicos con la finalidad de revitalizar el suelo y llenarlo de biodiversidad. “La parcela será diferente, única, y esa diferenciación es lo que queremos encerrar en una botella de vino”.

El sistema de elaboración es de mínima intervención con tal de que se exprese únicamente la característica del paraje, utilizando los sistemas de elaboración y envejecimiento para obtener la mayor tipicidad posible.

Los vinos los podríamos definir como vinos de paraje. Son aquellos vinos en los que las condiciones se supeditan a un entorno específico y delimitado. En este caso lo delimita Casa lo Alto, una colina en Venta del Moro con condiciones edafológicas, históricas y enológicas particulares. En las que aplican en el viñedo agriculturas para respetar el entorno y su biodiversidad y en la bodega la mínima intervención para que se representen las cualidades específicas que tiene el paraje.

Aplicado estos principios, tan solo hay que dejar a estos suelos arcillo

 
Denominación de Origen
Utiel- Requena y Valencia
Localidad
Venta del Moro, Valencia
Altitud
850 Metros
 
 
  • Facebook Social Icon
  • YouTube
  • Instagram Social Icon
Suscríbete a nuestro boletín

© 2019, pagina creada por Pifema S.L